Los Ministerios del Espíritu Santo

 In Sin categoría

La tercera persona de la trinidad es la persona mas olvidada, mal interpretada, menos adorada y la más lastimada, con el poco entendimiento que tenemos de él y sus ministerios. Nuestro Señor Jesucristo nos enseñó lo beneficiosos que seríamos al momento de que él ascendiera y el Espíritu Santo descendiera para consolarnos y conformarnos a la imagen de Cristo.

“Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio”. -Juan 16:7-8 (RVR 1960)

La Biblia nos proporciona un fundamento inamovible, inalterable y de igual forma comprensible de la persona y obra del Espíritu Santo, tanto en Jesucristo como en nuestra vida personal; como hijos de Dios y como personas pertenecientes a un cuerpo (la iglesia), el Espíritu Santo nos capacita y nos instruye a la imagen de nuestro salvador Jesucristo.

LA PERSONALIDAD DEL ESPÍRITU SANTO

Las Escrituras nos dan la realidad misma del Espíritu Santo, su obra en Cristo y en nosotros. Por ende, no podemos negar el ministerio del Espìritu Santo como una realidad en el mundo, la iglesia y los creyentes en particular. Cuando las Escrituras nos presentan esta realidad majestuosa e importante para el evangelio, lo hace con el siguiente fin:  

  •         Es visible y comprensible tanto en el AT como en el NT.

El término hebreo “rúaj” empleado en las Escrituras veterotestamentarias alude literalmente a los significados; “espíritu, viento, aliento”. En el Antiguo Testamento aparece 378 veces, pero debemos de tomar en consideración que los significados empleados son distintos, entre el  Espíritu de Dios (Gn. 6:3), el del hombre (Job 10:12), en una actitud (Pr. 16:18) y la parte inmaterial del hombre (Sal. 31:5).

En el Nuevo Testamento supera con asciendes al Antiguo Testamento con respecto al Espíritu Santo, el término griego “pneuma” aparece 379 veces, haciendo de ellos en más de 245 veces alusión al Espíritu Santo.

  •     “Las Escrituras son claras al atribuir una posesión de tres características básicas para comprender al Espíritu Santo como una persona/persona de la Trinidad: cognición/intelecto, volición/voluntad y emoción/afecto”.

Teología  sistemática de John MacArthur, la realidad del Espìritu Santo (página 342).

SUS MINISTERIOS RESPECTO A SU PERSONALIDAD

Comprendemos entonces, ya que hemos visto la personalidad de Espíritu Santo (la Biblia determina las características y elementos esenciales de su personalidad) podemos mencionar unos pocos ministerios de los muchos que el Espíritu Santo ejerce en relación a las tres características de su personalidad:

INTELECTO
  •         Sabe y conoce:

“Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová”. – Isaías 11:2 (RVR 1960)

  •         Testifica

“Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí”. – Juan 15:26 (RVR 1960)

“Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan”. – 1Juan 5:7-8 (RVR 1960)

VOLUNTAD
  •         Dirige

“Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió”. – Hechos 16:6-7 (RVR 1960)

  •         Regenera

“No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”. – Juan 3:7-8 (RVR 1960)

EMOCIÓN
  •         Sufre por el pecado

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”. Efesios 4:30 (RVR 1960)

  •         Ama

Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios”. – Romanos 15:30 (RVR 1960)

EL MAS GRANDE MINISTERIO

Personas siendo regeneradas, bautizadas y selladas por el Espíritu Santo para ser insertadas al cuerpo de Cristo/La Iglesia. Este es uno de los más grandes ministerios llevados a cabo por el Espíritu Santo. 

El nuevo nacimiento, personas que son sucedidas de un estado a otro; de muerte a vida, es el mayor milagro y mayor hazaña del Espíritu Santo.

Para cualquier creyente, aun si este es el más grande teólogo, resulta ser confuso tratar de comprender como Él Dios de amor, a través del sacrificio expiatorio de Cristo en la Cruz y por medio de la regeneración por el Espíritu Santo; puede acercarse a la creación caída/el hombre y salvarle por amor y gracia.

 Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo”. – Tito 3:5 (RVR 1960)

El Espíritu Santo juega un papel muy importante en la salvación de los hombres, nuestro anhelo debe ser la comprensión de la obra redentora de Dios Padre al predestinarnos en Cristo, la obra redentora de Dios Hijo al justificarnos y de igual forma la del Espíritu Santo al regenerarnos.

Solo Dios nos da el Espíritu (Lc. 11:13; Jn. 3:34; 1Jn. 3:24). Esta “donación‟ es un acto de autoridad y libertad y procede de las riquezas de la gracia de Dios (Lc. 11:13; Jn. 4:10; 14:17; 1Co.4:7; Tit. 3:6; 1Co. 12:7). Dios lo envia a nosotros (Sal.104:30; Juan 14:26; 15:26; 16:7). Este “envió” implica que el Espíritu Santo no estaba con una persona antes de que se le fuera enviado. Nos dice que esta es  una obra especial de Dios que nunca había hecho antes.” john Owen, “El Espíritu Santo” (Capitulo 3)

EL CONSUELO DEL ESPÍRITU SANTO HACIA LOS CREYENTES 

Hemos visto la majestuosa realidad de la doctrina del Espíritu Santo, como esta doctrina se hace visible en las Escrituras. El Espíritu Santo como una persona en la trinidad, la personalidad del Espíritu Santo y sus ministerios.

Los ministerios del Espíritu Santo se consuman en el cuidado hacia nosotros los creyentes, el cuidado, por ende, el consuelo y la esperanza que tenemos en Cristo. El cuidado y la esperanza impartida por el Espíritu Santo:

NOS DA GOZO 

Romanos. 14:17; Gálatas. 5:22; 1 Tesalonicenses. 1:6.

El gozo en la vida cristiana está directamente anclada en el caminar de los creyentes en el Señor. Nos regocijamos porque estamos en el Señor, este gozo es el fruto de la vida guiada por el Espíritu Santo.

NOS ENSEÑA

Juan. 14:26.

Envió al Espíritu Santo para que les enseñe todo y para que les recuerde todo lo que Jesús había dicho. El envío al Espíritu de Dios en el día de Pentecostés tuvo este propósito especial, de igual forma para nosotros es importante contemplar esta maravillosa realidad. 

NOS IMPARTE EL AMOR DE DIOS

Romanos. 5:3-5.

Una aplicación general que podemos resaltar es el hecho de gritar a gran voz en todo lugar que hay una esperanza. Esta esperanza es eterna y no puede debilitarse ya que fue derramada por Dios en nuestros corazones. “derramado en nuestros corazones” (v. 5) Griego Ekjèo. Literalmente significa: concedido por Dios, esparcido en nuestros corazones. Por ende, las tribulaciones (v.3) no pueden estropear ni perjudicar la obra de Dios por medio del Espíritu Santo en nuestras vidas.

Los planes de Dios por medio del consuelo del Espíritu Santo son eternos y perfectos, nada ni nadie puede manipular tales obras y propósitos en ellas. Los ministerios del Espíritu Santo son el arma poderosa de Dios para llevarnos hacia él y mantenernos firmes en nuestras convicciones sin poder ser desplazados por las asechanzas de satanás en este mundo.

Recent Posts