¿Por qué leer el Antiguo Testamento?

 In La vida de un cristiano, Las Escrituras, Teología General

Me encanta ver películas varias veces. Hay algo agradable y relajante en saber cómo terminará la película. Cuando sabes que la película va a terminar, puedes sentarte y disfrutar de la historia sin preocuparte ni preguntarte qué sucederá. Tengo muchas películas que me encantan, pero una de mis películas preferidas es Tienes un e-mail. Esa película siempre es agradable. Recuerdo la primera vez que la vi, y todavía me sumerjo en la historia cada vez  que la veo.

¿Podrán Joe y Kathleen superar su disputa comercial? ¿Se juntarán al final? Es cautivador cada vez; sin embargo, también me encanta volver a verlo porque sé cómo terminará. Sé que al final se encontrarán en el parque y Brinkley, el perro de Joe, vendrá corriendo a encontrarse con Kathleen y ella empezará a llorar porque tenía tantas ganas de que fuera Joe.

Ahora que lo he visto una vez, cuando me siento a mirarlo puedo descansar sabiendo cómo terminará. Me sumerjo en la historia aún, pero mi nivel de preocupación baja porque sé el final. Pero, si sólo volviera a ver los últimos diez minutos de la película, pronto me volvería insensible. El final comenzaría a ser cada vez menos hermoso para mí porque me olvidaría de cómo se construyó la historia. Son los elementos de la trama los que hacen que el final sea mucho más agradable. Sería injusto solo ver el final de la película. Nunca se tuvo la intención de que fuera vista de esa manera.

Solo leer el final de la Biblia

Creo que hacemos lo mismo con la Biblia. Parece haber una epidemia en la que la gente solo lee el Nuevo Testamento. Esto parece ser un cambio significativo en la tradición evangélica donde el Antiguo Testamento ha sido visto como menos importante y menos necesario para el caminar cristiano. Sin duda, la historia de la vida de Jesús es el tema principal al que apunta toda la Escritura, pero ¿cómo sabremos lo que significa que Jesús es el centro si no hemos leído nada de lo que viene antes?

Jay Sklar, un erudito del Antiguo Testamento, cuenta una historia fascinante sobre personas que fueron entrevistadas después de ver la película de Mel Gibson, La Pasión de Cristo. Muchos dijeron que les gustó la película, pero que sentían que la película no tenía mucha trama. Estas personas dan en el clavo. Si no se hubiera mostrado nada antes de la necesidad y anticipación de la muerte de Cristo, entonces Él es solo un tipo cualquiera que murió como un criminal. La muerte de Cristo tiene poca trama si no hay nada que le preceda.

Si realmente creyéramos en 2 Timoteo 3:16 que dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir y para instruir en justicia”, entonces tomaríamos el Antiguo Testamento más en serio. Como quiero evitar hastiarme de mis películas favoritas, no veo el final una y otra vez. Tampoco debemos hacer eso con las Escrituras.

No obstante, no ignoro las luchas que la gente tiene con el Antiguo Testamento; yo también he pasado por lo mismo. Pero creo que es esencial examinar las razones por las que tendemos a alejarnos del Antiguo Testamento.

No Entiendo

Mucha gente dice que no lee el Antiguo Testamento porque es difícil de entender. Este es un argumento válido, sin duda. Leer libros como Levítico o Zacarías y tratar de interpretar tanto lo que están diciendo como el significado del libro en su conjunto es difícil. No hay nada de malo en comenzar con el Nuevo Testamento porque se siente más comprensible y sencillo.

Aunque creo que el Nuevo Testamento se volverá mucho más rico y tendrá más sentido para ti si entiendes el Antiguo Testamento. Hay muchos aspectos de las Escrituras que son difíciles de comprender y que vale la pena comprender. Si estás en este barco, te animo a buscar recursos o pedirle a alguien de tu confianza que te ayude a recorrer el Antiguo Testamento. Si una película no se comprende al principio, no será fácil comprenderla si se salta hasta el final.

No es Aplicable

El argumento de que el Antiguo Testamento no tiene aplicación en nuestras vidas es interesante. Lo entiendo. ¿Cómo afectan las genealogías en 1 Crónicas en la forma en la que vivo mi vida hoy? ¿Debo ir y ofrecer una ofrenda de grano como manda Levítico? Estos, nuevamente, son puntos válidos. Para pensar en esto, pensemos en la vida de Jesús.

Cuando Jesús fue tentado en el desierto, usa las Escrituras para respaldarse. Cuando Satanás tentó a Jesús para que convierta la piedra en pan después de ayunar durante cuarenta días, Jesús se enfrentó a esa tentación con las Escrituras. Él cita Deuteronomio 8: 3 que dice: “No solo de pan vivirá el hombre”. Cuando Satanás promete darle autoridad a Jesús si lo adora, Jesús menciona tanto Deuteronomio 6:13 como 1 Samuel 7: 3 diciendo: “Adorarás al Señor tu Dios, y solo a él servirás”.

El tercer intento de tentación, es intrigante porque Satanás arroja las Escrituras a la cara de Jesús. Satanás dijo: “Si eres el Hijo de Dios, tírate de aquí, porque está escrito: ‘Él mandará a sus ángeles acerca de ti, para que te guarden, y en sus manos te llevarán para que no te golpees pie contra una piedra “. Como lectores pensamos: “Oh vaya, ¿cómo va a regresar Jesús después de eso? ¡Satanás acaba de usar el arma de defensa de Jesús contra él! ” Jesús, sin perder el ritmo, respondió a Satanás y citó Deuteronomio 6:16 que dice: “Está dicho: No pondrás a prueba al Señor tu Dios”.

Entonces Satanás se apartó de él. Esto es importante para nosotros. Jesús no solo conocía suficiente Escritura para combatir las mentiras de Satanás, sino que también conocía una verdad increíblemente importante: La Escritura se interpreta a sí misma. El mal uso de la Palabra de Dios por parte de Satanás no hizo que Jesús tropezara porque Él la conocía lo suficientemente bien como para saber cuándo se estaba sacando de contexto, y conocía otros pasajes para combatir el mal uso de las Escrituras. Debemos estar bien familiarizados con la Biblia, no solo para combatir las mentiras, sino también para combatir el mal uso de la verdadera Palabra de Dios.

Recuerda, Jesús sólo tenía el Antiguo Testamento en este momento. Para Jesús, el Antiguo Testamento era a lo que se aferró en tiempos de dificultad y tentación. Y por supuesto que lo hacía, el Antiguo Testamento nos muestra una y otra vez que Dios es fiel en tiempos de necesidad, que es un Dios que guarda promesas. Saber quién es Dios cambia todo sobre cómo vivimos nuestras vidas hoy. Jesús nos muestra eso. El Antiguo Testamento es una ventana al corazón de Dios. Pero, ¿cuándo fue la última vez que acudimos a libros como Deuteronomio en tiempos de angustia y tentación? Tomemos como modelo a Jesús, quien conocía profundamente el Antiguo Testamento y estaba listo para usarlo cuando necesitaba combatir las mentiras con la verdad.

Jesús no dijo eso

La idea de que cualquier palabra en la Biblia que no haya sido dicha por Jesús no vale la pena escucharla o seguirla, surge de un malentendido acerca de la naturaleza de Jesús y de las Escrituras. Recuerdo una vez que estuve con algunos de mis amigos y alguien dijo en broma: “Todo lo que necesito son las letras rojas de la Biblia”, a lo que mi amigo respondió sarcásticamente: “Sí, porque esas son las palabras de Jesús”. Recuerdo que me quedé completamente atónita al presenciar ese acontecimiento.

Nos apresuramos a tomar las palabras de Jesús con más peso y gravedad. No me refiero aquí a devaluar las palabras de Cristo. Deberíamos tomarnos en serio que Dios descendió como hombre y tenía cosas importantes que decirnos. La trascendencia de esto debería abrumarnos y llevarnos a ser agradecidos.

Desde antes de la creación del mundo, el Padre ha estado amando a Su Hijo por medio de Su Espíritu. Están eternamente unidos. La Biblia es inspirada por Dios. Toda nuestra Biblia debe estar en tinta roja porque Jesús no está separado del Antiguo Testamento. Todo apunta a Él, y Él estaba allí mientras se escribía. Cada palabra de la Biblia es una palabra de Cristo.

El Antiguo Testamento nos muestra el carácter de Dios

El Antiguo Testamento nos da una imagen sólida del carácter de Dios. Es indispensable. Las leyes levíticas nos muestran lo que Dios valora. Las leyes nos dan una ventana al corazón del legislador. Deuteronomio nos muestra que la fidelidad del pacto de Dios debe conducir a la obediencia. Jueces nos muestra que necesitamos desesperadamente un salvador perfecto. 1 y 2 Reyes nos muestran que Dios es fiel a un pueblo infiel, a pesar de que se alejen de Él una y otra vez. Jeremías nos muestra que Dios es fiel para emitir juicio, pero que no acabará por completo con su pueblo porque cumple sus promesas. Las palabras de Charles Spurgeon, nos dice que,

La historia muestra que cada vez que Dios usa una vara para castigar a sus siervos, siempre la rompe después, como si aborreciera la vara que causaba dolor a sus hijos.

Dios es consistente en sus castigos y en su fidelidad a su pueblo. El libro de los Salmos nos muestra cómo clamar a Dios en nuestro dolor y en nuestro regocijo. Eclesiastés nos llama a ser honestos acerca de la tristeza de vivir en un mundo caído y que no hay nada mejor que disfrutar de los dones de Dios que tenemos ahora. Ezequiel nos muestra que Dios dicta juicios para ayudarnos a saber que Él es el Señor. Oseas nos muestra que Dios es fiel a su esposa infiel. La lista sigue y sigue.

Necesitamos este conocimiento de Dios porque, al igual que su pueblo Israel, somos la esposa infiel de Dios. Recuerdo haber leído el Salmo 119 al mismo tiempo que leía 1 Reyes. El Salmo 119: 140 parecía que saltaba de la página: “Sumamente pura es tu palabra, y la ama tu siervo.”. Después de ver todas las formas en que el pueblo de Dios se había alejado tanto de Él y no había andado en Sus caminos, leer esto me hizo llorar. Dándome cuenta de que después de siglos de que Dios ha sido fiel a su pueblo infiel, también me será fiel a mí, que soy tan infiel y desconfiada como los israelitas.

El Antiguo Testamento se puede aplicar a nuestras vidas porque Dios es un Dios inmutable. Si aprendemos algo nuevo acerca de Dios en Génesis, habremos aprendido algo acerca de Dios que todavía es cierto hasta el día de hoy. Y necesitamos saber acerca de Dios porque Dios es el creador y sustentador de todas las cosas. Y Él es el gobierna nuestras vidas. ¿No quieres saber sobre tu gobernante?

¿Qué valora y cómo es? Saber más sobre esto cambia todo sobre cómo vivimos. ¿Qué podría ser más aplicable que saber más sobre el creador y guardián de la vida? Y sabiendo que si Él ha sido fiel durante siglos y siglos a un pueblo que le falla a menudo, entonces Él también nos será fiel.

La importancia del Antiguo Testamento

Debemos dejar que el Antiguo Testamento despierte en nuestro corazón la belleza de lo que Jesús ha logrado. Sí, puede ser tedioso y difícil de comprender,  pero sin la historia bíblica, la historia de Jesús no es nada. El Antiguo Testamento nos muestra más de quién es Dios, más de su amor y de su fidelidad inagotable. Vale la pena leerlo.

Recent Posts