¿Se debería confiar en la Biblia? ¿Es verdaderamente la palabra de Dios?

 In Sin categoría

Para validar la Biblia como la Palabra inspirada por Dios, debemos tomar en cuenta evidencias tanto internas como externas. Algunas de las evidencias internas pueden dar a entender como que la Biblia se proclama a sí misma como la Palabra de Dios, algunos podrían criticarlo como un razonamiento circular, lo que básicamente significa que citarlo no servirá como evidencia sustancial (Blue Letter Bible, s.f.). No obstante, es crucial que examinemos esta evidencia, aunque para algunos no sea suficiente para probar su autenticidad.

Evidencia interna en la Biblia

En 2 Timoteo 3:16-17 dice: «Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente instruido para toda buena obra». Este extracto del segundo libro Timoteo, escrito por Pablo, declara explícitamente que la Biblia es la Palabra de Dios. Esta es una de las evidencias internas que podemos encontrar dentro de la Biblia, junto con muchos otros versículos que dan testimonio de su origen divino (Got Questions Ministries , s.f.).

Adicionalmente, podemos encontrar en la Biblia profecías detalladas sobre Israel y otras naciones, también podemos encontrar profecías del Mesías. Aproximadamente, unas 2,500 profecías fueron cumplidas exactamente como fueron descritas siglos atrás (Ross, 2003). Estas profecías fueron 100% precias en sus predicciones, es decir, no hubo errores. Por ejemplo, «En el siglo V A.C., un profeta llamado Zacarías declaró que el Mesías sería traicionado por el precio de un esclavo (30 piezas de plata según las leyes judías), y que más tarde aquel dinero se utilizaría para comprar un cementerio para los extranjeros pobres de Jerusalén (Zacarías 11:12-13). Los escritores de la Biblia y los historiadores seculares registran las 30 piezas de plata como la suma pagada a Judas Iscariote por traicionar a Jesús, e indican que el dinero se destinó a comprar un «campo alfarero», utilizado tal como se predijo, para el entierro de extranjeros pobres (Mateo 27:3-10) (Ross, 2003).

Evidencia externa de la Biblia

Por otra parte, las evidencias externas sugieren de igual manera que es la Palabra de Dios. La Biblia narra eventos históricos con tanta precisión y veracidad que, hasta los descubrimientos arqueológicos la abalan. Se dice que la Biblia es el «libro mejor documentado del mundo antiguo» (Got Questions Ministries , s.f.). El Departamento Arqueológico de Antropología del Smithsonian dijo que la Biblia es «más precisa que muchas de las historias egipcias, mesopotámicas o griegas» (National Museum of Natural History). Muchos de los monumentos encontrados en Egipto, Asiria y otros, tenían los nombres de al menos 29 reyes, que se mencionan en la Biblia (Bible Charts and Maps, 2013).

Ahora bien, el tema más controversial que encontramos al tratar de justificar la autenticidad de la Biblia es el hecho de que los autores de los 66 libros de la Biblia son humanos. Cabe resaltar que Dios utilizó a estos hombres para escribir su Palabra. Si observamos con detenimiento la vida de estos escritores, eran hombres respetables, y muchos famosos en otros países.  Por ejemplo, Job no era israelita, pero vivió en Uz, al norte de la Península Arábica y él «… era aquel varón más grande que todos los orientales» (Job1:3). Otro ejemplo es la vida de Pablo, conocido anteriormente como Saulo de Tarso, que pasó de matar a cristianos a ser un apóstol. ¿Cómo alguien que odiaba a los cristianos se convirtió de repente en uno? Solamente por un encuentro con Jesús, su vida cambió para siempre. Muchos de los apóstoles vivieron con Jesús mientras estaba en la Tierra hasta su ascensión al cielo, por lo que fueron testigos de primera mano. Las vidas de estos hombres y su disposición a morir por lo que creían es prueba suficiente de que la Biblia es la Palabra de Dios (Got Questions Ministries , s.f.).

A través de la historia, muchos han tratado de destruir la Biblia, pero se ha demostrado indestructible. ¿Cómo después de tantos internos para desvanecerla, sigue siendo el libro más vendido de todos los tiempos? ¿Por qué tantas personas leen la Biblia? ¿Qué más hay para confiar en la Biblia? Quizá la respuesta sea probarla personalmente, tal vez leyendo la Biblia uno se convenza de que es verdaderamente la Palabra de Dios.

Recent Posts