¿Vives en Libertad o Esclavitud?

 In Sin categoría

Por muchos años se ha celebrado la libertad en muchos países alrededor del mundo, se hacen fiestas muy grandes, pero realmente cada país experimenta una libertad vana, donde no todos son libres en verdad, encontramos en la Biblia un mensaje de Jesús para sus discípulos. Los judíos con los que el señor hablaba en esa ocasión no entendían que vivían en esclavitud, veamos lo que la palabra de Dios dice sobre esto en San Juan 8:31-33 TLA.

31 Jesús les dijo a los judíos que habían creído en él:

—Si ustedes obedecen mis enseñanzas, serán verdaderamente mis discípulos; 32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

33 Ellos le contestaron:

—Nosotros somos descendientes de Abraham, y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Por qué dices que seremos libres?

En estos versículos comienza el mensaje de la aclaración de como vivir libre y experimentar la libertad del pecado que Dios nos ofrece a través de su hijo Jesucristo. Ahora veamos la respuesta que recibieron de Jesús en los siguientes versículos:

San Juan 8:34-36 TLA Jesús les respondió:

—Ningún esclavo se queda para siempre con la familia para la cual trabaja. El que se queda para siempre es el hijo de la familia; si él así lo quiere, puede dejar en libertad al esclavo. Les aseguro que cualquiera que peca es esclavo del pecado. Por eso, si yo, el Hijo de Dios, les perdonó sus pecados, serán libres de verdad.

No importa de qué linaje o familia vengamos, eso no nos hará aceptables ante los ojos de Dios. El honrar a través de la fe y el amor a Jesucristo, nos hará aceptables ante sus ojos, esto es lo que Jesús les dijo a los judíos sobre su respuesta y que claramente demostraba el triste hecho que su padre era el diablo.

¿Eres libre o eres esclavo?

Como cristiano tu fe en Jesucristo te hace libre, esa verdad que menciona Jesús en los versículos anteriores es la que te hace verdaderamente libre. Debes preguntarte si realmente experimentas esa libertad, no dejes de vivir en adoración, aprendiendo cada día más de lo que él quiere hablarte a través de su palabra.

La esclavitud que muchos jóvenes experimentamos en un momento es vivir con miedo, no saber si serás feliz, si tendrás un trabajo que te dará lo necesario y así vives en esa incertidumbre, como joven piensas mucho en el futuro, ese miedo puede atarte y no dejarte crecer. Eres esclavo de tus propios deseos si piensas en lo que necesitas para alcanzar el éxito de tu vida personal. Eres completamente libre si tu deseo es buscar en tus caminos la voluntad de Dios.

”Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. ” Romanos 7:19-20 RVR1960

Como jóvenes debemos usar todas nuestras energías y concentrarnos en la misión de Dios, trabajar en ella, vivir para Dios, vivir la verdad del evangelio. Haciendo todo esto vas a crecer de manera personal en tu relación con Cristo y vas experimentar la verdadera libertad, no vivas una vida de esclavitud que busca un bien egoísta, busca siempre la comunión con otros creyentes, esto hará que tu crecimiento sea más fácil y conectara de manera personal con otros jóvenes que a lo mejor han pasado lo que tu experimentaste en un momento de tu vida.

Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. ” Romanos 8:6 RVR1960

Alguien cercano a mí me dijo estas palabras: Dios con tu experiencia de dolor puede utilizarla para que otros comprendan que Él los puede sanar y restaurar”. Estas palabras son un mensaje que puedes usar para tu vida, no vivas en el orgullo o la depresión, no te dejes vencer por el mal. Vive en libertad, no vivas en la esclavitud de tus emociones.

Comparte la verdadera libertad.

En los versículos que vimos al principio encontramos como Jesús comparte en su ministerio público con los judíos la verdad del evangelio, ese mismo mensaje debes compartirlo con tus amigos o conocidos, dirige tu atención a que ninguno en esa multitud era familia de él, así que no te conformes con hablarle a tu familia solamente. Toma la valentía para hablar del evangelio a los demás y así tus conocidos, amigos y familia sean realmente libres.

Vemos en los versículos siguientes de Juan 8, desde el versículo 37 al 40, nos muestran como Jesús sufre el conflicto de hablar la verdad y proclamarla, el orgullo es uno de sus principales enemigos en esta escena en el templo, los judíos se sienten confrontados porque su descendencia no les garantiza estar en sincronía con Dios. Cuando el mensaje de la verdad llega a nuestra vida es para unir lo roto, nutrir y sanar las heridas del pasado.

Los judíos le decían a Jesús quien era su padre, dicen con total seguridad que es Dios, pero él les dice lo siguiente: 

San Juan 8:42 TLA Jesús les respondió:

—Si en verdad Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo vengo del cielo, donde está Dios. Yo no vine por mi propia cuenta, sino que Dios me envió. 43 Ustedes no pueden entender lo que les digo, porque no les gusta escuchar mi mensaje.

El mensaje para el que no quiere escuchar siempre será difícil, porque es alguien que en verdad ha perdido las verdaderas esperanzas que es Cristo o nunca ha podido experimentarla. La persona que se niega escuchar el evangelio tiene por padre al diablo mismo; Así como Jesús se los dice a los judíos en los versículos siguientes:

 44 El padre de ustedes es el diablo, y ustedes tratan de hacer lo que él quiere. El diablo siempre ha sido un asesino y un gran mentiroso. Todo lo que dice son solo mentiras, y hace que las personas mientan.

45»Por eso ustedes no pueden creer que digo la verdad. 46 ¿Quién de ustedes puede acusarme de haber hecho algo malo? Y si digo la verdad, ¿por qué no me creen? 47 Los hijos de Dios escuchan con atención todo lo que Dios dice. Pero ustedes no le ponen atención porque no son sus hijos. San 8:44-47 TLA

¿Quién es tu padre?

En los versículos anteriores vimos como Dios nos ofrece a través de su hijo Cristo ser verdaderamente libres, en estos últimos versículos Jesús les dijo a los judíos que no son hijos de Dios porque no le ponen atención a lo que él dice. Tú como hijo de Dios debes estar atento a lo que él quiere decirte, por eso es de suma importancia que lo busques  en la oración y lectura bíblica.

Toda la malicia, soberbia, la ira, corrupción, lujuria, mentira y la enemistad con lo bueno que llega a tu vida desaparece si tu padre es Dios, creces cuando le buscas de verdad y eres libre cuando lo recibes en tu corazón. Reflexionemos si verdaderamente estamos atados a la mentira del diablo o vivimos realmente una vida agradable a Dios.

Lo que realmente el Señor quiere con la humanidad es que pongamos nuestra fe en Él (“Que creamos en Él”), recordemos el mensaje con el cual comenzó su enseñanza, todo lo que hizo y todo lo que dijo, en verdad tenga un impacto profundo en tu vida. Él quiere que vivamos en libertad y no en esclavitud.

31 Jesús les dijo a los judíos que habían creído en él:

—Si ustedes obedecen mis enseñanzas, serán verdaderamente mis discípulos; 32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. San Juan 8:31-32 TLA.

Recent Posts